martes, 28 de mayo de 2013

Recordando el principio: entrevista personal

Sinceramente, no viví la entrevista de manera traumática... ni con nervios los días de antes de la entrevista, ni nada de nada... Pero esto lo hace la ignorancia...

Os cuento: Cada agencia es diferentes. Hay entradas muy buenas que explican como son las entrevistas que se realizan en AupairCare. En mi caso, la agencia es AU PAIR IN AMERICA y os comento como fue mi experiencia. Ya sabéis que cada una lo vivirá de un modo, y depende también de la persona que te haga la entrevista.

La entrevista es el segundo paso. Hasta que no tienes todo el perfil perfecto y los papeles correspondientes escaneados y adjuntados al perfil no harás esta entrevista. A mi me la hicieron un sábado. Así que, el mismo viernes, creo recordar, pagué la primera tasa que incluye la entrevista personal y el psicotécnico. 

Llegó el sábado y yo soy de un pueblo a 5 min. del centro de Valencia, la persona encargada de hacerme la entrevista me citó a las 11 (esto no lo sé seguro) en el centro de Valencia. Esta persona tuve la gran suerte que fue Pilar. Muchas veces os he hablado de ella, es la persona que lleva la agencia local en Valencia. Pero yo a Pilar aunque no la hubiera visto nunca en persona, casi que la conocía. Porque cualquier duda o problema durante el proceso ella era la que me ayudaba y me aconsejaba. 

Pilar fue muy puntual, también. Me acuerdo que llegué a donde me había citado (enfrente de un corte inglés) y pensé: "¿dónde haremos la entrevista?" "¿no me llevará de compras" ajajaja no es broma... Pues la entrevista tuvo lugar en una cafetería pequeñita donde estuvimos, yo por lo menos, muy a gusto tomándonos dos poleos... ¿Cómo iba a tener nervios?

Yo ya os he dicho que iba a la entrevista más que tranquila, primero porque era Pilar, segundo porque mi cabeza no creyó en ningún momento que iba a hablar en inglés, ese detalle yo lo omití. 

Pues nada allí estaba con los papeles que te piden que lleves a la entrevista (qué son los originales de todos los papeles que te piden para el perfil). Vestida de sábado, sencilla pero arreglada, maquillada pero suave, y con mi colonia habitual. (Esta última frase la escribo con miras a... luego veréis).

Bueno, nos sentamos en la cafetería. Pilar saca una carpeta, un boli, y me da una carpeta a mi con información sobre el programa, y aquí empezó la conversación.

1er. paso: Hablar sobre como había hecho el perfil, aclarar todas las dudas que tenía sobre el programa, me contó también algunas experiencias de gente que ya estaba allí, etc.

2o. paso: le entregué los papeles, los miró bien y.... empezó a preguntarme en inglés y mi cara fue un poema.  
La preguntas fueron las siguientes:
  • Sobre mi experiencia con los niños (la información básicamente que pones en los informes)
  • ¿A qué me gustaba jugar con los niños?
  • ¿Qué haría si un niño quiere jugar en la calle pero llueve?
  • ¿Por qué quería ser Au pair?
  • ¿Por qué America?
  • Mi experiencia con el coche...
  • Si mis padres apoyaban la iniciativa
  • ...
Estas preguntas son las que luego cuando empiezas las entrevistas con las familias vas a tener que responderle a todas las HF. Así que si os las aprendéis mejor que mejor... Estudiarlo antes de la entrevista personal no cuesta, y no tendréis ningún problema en responderles con facilidad a las familias. Yo cómo ya sabéis no me las estudié pero a la fuerza después de tantas entrevistas las contesto con los ojos cerrados. 

Una vez me hizo las preguntas, me dijo que le entendía bien, que sabía en todo monto lo que me decía, pero cuando yo tenía que hablar flojeaba... uiiiii! ahí iba a residir mi gran problema. También es verdad que en cuanto escuche que cambio de español a inglés el corazón se me salía del pecho de los nervios... Pero intenté tranquilizarme, ella en todo momento fue muy amable, o sea, que te daba la confianza de estar tranquila y.... sí salí de la situación airosa... 
Había pasado la prueba. Me sugirió que mejorase en los meses que me quedaban antes de irme, y así lo hice me puse las pilas y aquí sigo con ellas puestas. 

3er paso: Observación. Miró y anotó como iba vestida, color de pelo y ojos, si tenia pelo rizado o liso, si iba maquillada o no, si me comía las uñas si me las pintaba, si llevaba colonia... y los tatuajes o pircings. Y si llevo un tatuaje que tuve que enseñar y ella también anotó como era y dónde estaba.  Todo chicas, así que no os descuidéis con vuestro aspecto, no vais de boda, pero al fin y al cabo es una entrevista. 

4o paso: psicotécnico. Nada dos o tres folios con tropecientas preguntas, pero cosas sencillas, nada de pensar... es simplemente para ver si eres mentirosa compulsiva o si "tas" loca perdida...

Una vez hecho esto, me explico, que ahora ella tenía que rellenar un informe que mandaría a Londrés, que tardaría unos días en realizar todo el informe. Y una vez, lo mandó tardaron como dos semanas o tres no recuerdo bien, en darme el perfil de alta.

Y esta fue mi aventura en la entrevista personal...

Espero que os ayude a la hora de realizar vuestras entrevistas! 

Aunque tengo mucha curiosidad ¿cómo fueron vuestras entrevistas?

Recordando el principio: el perfil

Creé este blog para contar mis sentimientos, mis experiencias. Pero como se sabe hay que adaptarse a la demanda ajjaja. Muchas chicas me han preguntado por los primeros pasos que damos hasta que empiezas la elección de las familias, en general es cuando más dudas y más ansias tienes de conocer.

A mí me ayudó mucho leer los blogs de la gente, así que dedico esta entrada a ayudar a otras personas. ¡Ojala pueda!

Me hace mucha ilusión recibir comentarios, y sugerencias o preguntas sobre mi experiencia. Así que seguir haciéndolo que os ayudaré en lo que pueda.

El perfil: El perfil ya os comenté los papeles que había que hacer en la entrada Formularios, Papeles, Videos, y la Burocracia. Y siempre que me preguntan digo que el perfil os lo curréis porque es vuestra carta de presentación. Cómo podéis hacer un gran perfil:

-         Poniendo fotos muy significativas y explicativas. Fotos con niños, pero no tu y un nano sonriendo, sino en un parque jugando los dos, haciendo manualidades… no sé que van que tienes habilidades. Fotos con la familia si eres familia, o conduciendo (qué suele ser importante que sepáis conducir, nadando… Es decir, elegir las fotos con idea, pensar que es lo único que verán de vosotros y tenéis que causar la mejor sensación posible.

-         Carta a la HOST FAMILY: en esta carta ser sinceros. Suena raro, pero abriros, contar vuestras ilusiones, vuestras virtudes, vuestros sueños y aspiraciones, contar los logros que ya habéis conseguido (estudios, hablar otros idiomas…), hablar de vuestras experiencias, gustos y hobbies… y volvemos al punto de partida: es tu carta de presentación elige las palabras y lo que vas a decir… Parece que no, pero es muy importante. OJO con las faltas y las expresiones que usamos. Sería más que recomendable que os la corrigiera alguien que sepa hablar inglés y qué sepa usar bien las expresiones y demás…

-         Vídeo. Aquí tenía una ligera ventaja. Y es que yo en mi carrera he estudiado edición de vídeo y cómo se debe grabar, he estudiado mucho sobre la significación de las imágenes… así que por primera vez usé mi carrera universitaria. Pero bueno hay videos chulísimos por Internet que podéis ver y de gente que seguramente no sea experta en esto… El vídeo y para mí el punto más más importante. No sabéis cuantas familias me han dicho que les encantaba mi vídeo y que me querían contactar porque les había parecido su perfil de au pair sin ni siquiera hacer entrevista  sólo gracias al vídeo. Así que si tardáis más pues más y no pasa nada. Currároslo, por favor! 

o       Las imágenes valen más que mil palabras, mostrarles que tenéis mano con los niños, y que sois de confianza. Pensar que van a dejar a sus hijos a vuestro cargo durante muchas horas. Demostrarles que sois gente en la que confiar, y que sois los mejores amigos de los niños… Yo por ejemplo, me grabé con mis primas jugando en diferentes sitios. Lo junté con fotos, en las que daba de comer a las peques…
o       Hablarles de vosotros. Si decís que sabéis nadas, foto o video nadando, si sabéis conducir lo mismo, hay que demostrar que somos honestos…
o       Intentar ser “tiernas”. No soy la tía más cariñosa del mundo pero al video le metí animación y banda sonora de pelis infantiles, etc…
o       Tenéis que hablar mirando a cámara: elegir un lugar con miras… no mucho ruido, donde estés tranquilo y confiado, que de sensación de calidez y de persona cercana. Vaya no os grabéis en un despacho frío… Y luego lo mismo, hablar de manera cercana, y contar lo que queráis que sepan. “Venderos” un poquete vaya… =)
o       Con qué editar? Pues en Internet hay mil programas gratis de edición. Algunos muy buenos que, los mejores sólo te dan una versión de prueba de 30 días, pero más que suficiente para montar nuestro vídeo. Yo lo hice con Sony Vegas. El premier, que es de adobe, es el mejor para Windows pero complicado de usar sino tenéis algunas nociones básicas. Para Mac, sin duda final cut, muy muy recomendable, pero pasa lo mismo que con el premier, sino tenéis algo de idea igual es complicado. Pero bueno, tampoco es necesario tanto podéis descargaros: PINACLE, VIDEO STUDIO (tiene muchas versiones, cada versión más nueva, más opciones tiene de transiciones de imágenes, efectos y demás…), VIDEO EDITOR o SONY VEGAS. Siempre tenéis la opción de movie maker que todos los ordenadores llevan, pero como siempre digo… más azúcar, más dulce…

Y cuando estés seguro de que el perfil está perfecto, tal y cómo lo queréis, que habla de vosotros, de cómo sois y lo que queréis, adelante… aquí empieza la aventura… y seguro que os entran mogollón de familias “chachi pirulis” ajajaj.


¡¡¡Espero haberos ayudado!!!

lunes, 27 de mayo de 2013

¿Hablamos de sentimientos?

Cuando empiezas este proceso, lo que tienes a flor de piel, ya lo recita el refrán… son los sentimientos.


Es un proceso, que todas pasamos. Más adelantadas o menos, todas pasamos por los mismo estados de ánimo. Y esto lo puedo afirmar después de leer muchos de vuestros blogs.

Seguramente, cada una a su manera, cada una en un momento o situaciones diferentes pero los sentimientos son tu maleta en esta aventura. Y yo diría que somos como los emoticonos de los móviles: 

  • La ilusión: si no la tienes, en este proceso estás perdida. Tienes ilusión por todo, por las cosas más tontas, cada paso que das es un logro y una ilusión nueva. Ilusión por saber cual será tu familia, por escoger la perfecta, ilusión por las cosas que están por venir… por todo. Hasta las cosas más tontas son ilusionantes. Yo normalmente, controlo estás ilusiones, las tengo, pero las retengo, porque también me he llevado mis chascos, y mejor ser precavidas. Algunas de estas ilusiones nadie las va a entender, porque hasta que no las vives no lo pueden entender. A veces, sé que son ilusiones tontas, y que no tienes a quién contarlas, pero seguro que todas las tenemos.
  • La euforia: esos momentos tan altos, que hay que controlar. Euforia como la que tienes en el momento en el que te aceptan el perfil y puedes empezar las entrevistas. Euforia cuando ves el perfil de una familia que te gusta. Euforia cuando consigues una familia. Lo malo es que todo lo que sube baja.
  • Y llega el bajonazo: y no tengo mejor palabra para describirlo. Ese momento en que ves que no consigues lo que quieres, en el que ves que igual no eres capaz de hacer lo que habías imaginado… Esos momentos en que sólo quieres estar en la cama, y que se acabe el mundo fuera si quiere, que tú ahí estás bien.
  • Otro sentimiento común entre las Au pair, o por lo menos un amigo mío es la pena: de todo lo que dejas. Pena como la de tener tu primer sobrino y saber que no lo conocerás hasta que de su primer paso. Qué te vas a perder el primer año, que no sabrás cuando está malo y cuando no, lo que le gusta o no lo gusta. Que cuando escuche tu voz no va a sonreír porque no te va a reconocer. Pena porque durante un año la vida de todos continúa sin ti. Sin ser participe ni en alegrías ni en penas. Pena de dejar a tu familia y amigos. Pero esta hay que saber administrarla, va a ser nuestra compañera en el viaje… pero hay momento para ella. No es mala, pero no hay que dejarla que se apodere. No es mala porque lo único que demuestra es que tienes una vida, una familia y amigos estupendos a los que volverás cuando acabe tu aventura.
  • El miedo: miedo a lo desconocido, a qué tu aventura no sea todo lo buena que tu desearías, miedo a no saber desenvolverte, miedo al fracaso, miedo a defraudar (a tu nueva familia, y a tu familia de siempre a los que te apoyan y quieren…). Miedo a tus propios sentimientos.


  • Y por supuesto la felicidad. La he dejado la última con premeditación…. La felicidad creo que es importante. Nos cuesta aceptarla, pero si… está ahí. Y depende sólo de una misma. Felicidad de saber que estás cumpliendo un sueño, que has conseguido lo que te has propuesto, felicidad, sin motivo ninguno, sólo felicidad.

Vistos así parecen muy claros, lo malo es cuando están varios juntos, cuando van y vienen, cuando suben y bajan… cuando es una montaña rusa de sentimientos que ni tú sabes qué es.
Ahora mismo, me encuentro en una balsa donde el agua está calmada, tranquila, quieta. Estoy que ni frío ni calor, ni blanco ni negro. Tengo que asimilar todo lo que ya ha pasado y lo que sabes que tiene que venir.

Siempre pensaba que se sentiría cuando te dicen que si quieres ser au pair, cómo sentirías cual es la familia ideal, cómo sería la cuenta atrás… y estoy sorprendida, porque estoy demasiado calmada, esa calma que se que antecede a la tempestad.

No sé me siento mal por no decir, mi familia es la mejor, estoy segura de mi decisión y estoy super encantada y super de todo. NO. No puedo decir eso… no sé lo que sentirán los demás pero yo no. No me malinterpretéis, mi familia es encantadora, los niños también. La HM, me manda correos a diario, las condiciones son buenísimas, el lugar increíble, y todo muy bien! Y agradezco mucho la paciencia y calidez de la HM que me contesta a todos mis correos super amable y preocupándose por mí. Un encanto! Pero no nos engañemos hasta que no vivimos con ellos no sabemos que pasará. Siento que me he llevado tantos palos, que estoy esperando que llegué el primer PERO. Aunque por ahora no ha llegado eso es verdad.

No soy la tía con más suerte del mundo, las cosas no suelen ser fáciles de conseguir para mí, y suelo toparme con más piedras en el camino que los demás… pero eso nunca ha sido un problema, porque siempre o casi siempre he conseguido lo que me he propuesto… eso si… como la noria. Hoy arriba y mañana abajo… Pero siempre llego a la meta. =)

Sí,  por momentos tengo euforia, pero intento controlarla, porque sé que esto va a ser difícil, porque aunque todos piensan que es super wai esto de irse fuera un año, no ven que te vas sola, que al fin y al cabo vas a vivir con gente “desconocida”, que te toca empezar de 0 con todo: idioma, amigos, costumbres… soy una persona muy emocional, y necesito tranquilizar todos los sentimientos por el momento, porque va a venir el tsunami… Por me mantendré a flote…. Siempre lo hago! =)

Y vosotras???? También habéis pasado por estos sentimientos??? O soy la rara????




MATCH FINAL (2)

Pero ¿¿¿qué hacía????

Y aquí viene mi idea: gracias a leer muchos blogs concretamente el de una chica llamada Montse qué ya está allí, sabía que hacer. Recomiendo leer el blog (por muchas cosas, pero más concretamente porque su experiencia hasta el momento está siendo muy buena así que me da esperanzas de lo que puede ser mi experiencia, aunque no somos tontos cada una tiene su experiencia propia): Aquí os dejo la entrada que me ayudó a conseguir a mi familia:  


Algo tenía que hacer y en esta entrada encontré la solución. Me curré un power point con fotos, hice unas manualidades y unos carteles para ellos y los niños, y con fotos y cuatro o cinco frases en inglés explicando que iba a hacer con los niños, y lo que me gustaba su familia lo mandé… He de decir, que me quedó muy bonito!

Contestación: “eres muy dulce! (jajaja, no era eso lo que esperaba pero… jajaja) Se lo hemos enseñado a los niños, y están super contentos, se pasan el día diciendo que cuando toca hablar contigo”

Pues tocaba ya… el domingo llegó y allí estaban ellos y yo… hablé un poco con los niños, más con el de 6 porque la de 3 estaba super cortada, y el bebe, estaba durmiendo. El padre me ayudó mucho a hablar con ellos, porque le decía cosas al oído al niño, y el me las preguntaba, un encanto.

Bueno se terminó, la tontería con los nanos. Llega el momento, me quedo sola con la madre y me dice: en el power point decía que querías ser nuestra au pair,

-¿quieres?;  y yo -SÍ,
- Entonces quieres que empecemos el proceso? – y yo –sí (mis sis no fueron eufóricos las verdad, porque no creía lo que me estaba pasando…
- y ella perfecto! A partir de ahora los domingos hasta que vengas aquí hablaremos para que los nanos se acostumbren a ti, y nos vamos conociendo más… y yo PERFECTO!!!!

Nos despedimos, acaba la conversación apago el skype y yo =O



Estaba tan nerviosa que no estaba segura de lo que había pasado. Les mandé un mensaje, dónde ponía: ME HABEÍS DICHO QUE SEA VUESTRA AU PAIR? VERDAD? Y YO HE DICHO SI? VERDAD? Y QUEREIS QUE HABLEMOS LOS DOMINGOS?




Pensarían que no me entero de nada, pero si, si me enteré, pero me había llevado tantos chascos que no me lo creía…

Tardaron media hora en contestar (fijo que partiéndose de mí) y llegó el momento:

si a todo María, oficialmente le hemos pedido a la agencia que seas nuestra au pair. El 12 de agosto empezarás el training y el 15 estarás en nuestra casa- 


Llegó ese momento tan esperado!

"Tengo familia, en agosto volaré a New York y viviré en New Jersey...."


Las emociones y sentimientos vendrán en otra entrada a parte!!!


MATCH FINAL !

Hace dos sábados estaba sola en casa (viendo callejeros viajeros, nota importante jajaja) y deprimiéndome por pensar que no encontraría familia cuando me llega un correo que leo en el móvil….

“A Host Family is interested in your application”… pegué un bote del sofá y antes de llegar a mi ordenador, recibo otro correo, esta vez era de la familia. Pero no lo leí,  primero me metí en mi perfil a ver como eran.

Y empieza mi proceso: ya lo he contado muchas veces, leo los perfiles siempre en el mismo orden… manías.

Lo primero que lees cuando entras en el perfil de Au pair in America es: el nombre de los padres y su número dentro de la agencia (todos tenemos como un número de identidad dentro de la agencia) una foto de la familia en pequeño (como una foto de portada, el lugar donde viven, número y nombre de los niños, si tienen animales, una pestaña donde ponen fotos y otra donde puedes leer la carta que ellos escriben.

Yo lo primero que ví es NEW JERSEY: empezaba bien la cosa, la zona era la que siempre había tenido en mente. Al lado del Estado, está el pueblo o ciudad donde viven, nunca le hago mucho caso, porque no conozco ninguna ciudad de allí, menos un pueblo. Pero lo bueno, es que si pinchas sobre el pueblo, se abre Google maps y te indica donde está en el mapa. Vi que estaba al norte del estado a unos 30 min. En coche del centro de Manhattan. (La zona no es lo que decide a la familia, pero no nos engañemos ayuda).

Lo segundo que miré fueron los niños, 3. Siempre he preferido dos, pero las edades estaban bien, así que no me disgusto. Un nene de 6 años, una niña de 3 y una nena de 1. Miré las fotos, y si… me dieron muy buena impresión… He de decir, que tengo debilidad por el bebe… que niña más bonita… pero bueno continuamos…

No animales! Bueno no soy amante de los gatos, pero siempre he querido un perro, mis padres en un piso no quieren animales, así que tenía ilusión por tener un perro cuando llegará a USA, allí es como más normal que tengan perro. Pero bueno, tampoco es un disgusto, no se echa de menos lo que nunca se ha tenido.

Continué leyendo la carta. Esto conlleva siempre un proceso, ya que como mi nivel no es el más alto del mundo, hay cosas que entiendo por contesto y otras que toca descifrar diccionario en mano.

Pero sí, en la carta se les veía también muy majos, hasta bromeaban en ella. Un resumen: quiénes eran, cómo se había conocido el matrimonio, los hijos que tenían, un poco la personalidad de cada uno de la familia. El horario más menos de trabajo (muy bien por cierto). Y puntos más a su favor: habitación en la planta principal (con dos ventanas cosa que me hizo gracia que comentara en la carta), baño y vestidor privado.

La cosa iba muy bien. Pero, con todos los chascos que me había llevado mi nivel de ponerme contenta no iba a llegar todavía.

Leo el correo que había recibido de ellos. Querían saber cuando podíamos hacer una entrevista por skype. Quedamos en hacerla al día siguiente.

El domingo me pasé el día nerviosa perdida. No sé si sólo me pasa a mí, pero cada vez que tengo que hacer una entrevista estoy todo el día hasta que llega la hora como loca.

Llego la hora y ahí estaba, sólo la mujer en lo que parecía ser una habitación porque veía el cabecero de la cama. Hablamos como una media hora, lo normal preguntas ella para mí, yo para ella. Nada fuera de lo común. Excepto, porque hubo varias situaciones en las que nos reímos por tonterías de los niños… Sí ahí me ves entendiendo las bromas en inglés.

(Punto importante a destacar: desde que empecé el proceso de hacer todos los papeles con la agencia, hasta hoy, mi inglés ha mejorado notablemente. También es verdad que voy a la academia, además me busque clases particulares de conversación en cuanto una familia me descarto por mi nivel…)

Se terminó la conversación y sí. Ella me pareció majísima. Pero ya está, seguía sin estar tan contenta, ni con esos nervios que todas dicen que tienen cuando encuentran a la familia perfecta…

Bueno, yo les mandé un correo diciendo que me había gustado hablar con ella, que me gustaría conocerlos más y lo típico. Ella me contestó al segundo, que yo le había parecido super buena niña, y que si quería hacer otra entrevista para conocer a los niños y el marido.

CONTESTACIÓN: OF COURSE!
Concertamos nueva entrevista para este domingo. Ya que hacer coincidir horarios entre semana es complicado, sobre todo si hay niños de por medio.

La semana pasó mandándonos mensajes diariamente. Yo tenía muchas cosas que preguntar y ella igual a mí. Me pasé la semana pegada al correo. Hasta que me mandó un mail que fue cuando el chip me hizo CLIK… es estaaaa!!!!

PROBLEMA: me había comentado que estaba haciendo más entrevistas con otras chicas. NOOOOO!

Tenía que hacer algo….

Querido Blog...

No, no te he abandonado blog…

Una de las cosas que más me apetecía era crear un blog, cuando me planteé ser au pair, lo primero que pensé es: "cuando me vaya me creo un blog!". Así me quito ese mono de escribir, bastante típico de los periodistas.

El gran problema es cuando no tienes nada sobre lo que escribir. Siempre he creído que un periodista no es grande por cómo escribe, qué también es importante, pero es grande por saber qué contar y cuando contarlo... El problema es QUÉ es digno de ser contado...  Y ese ha sido mi problema este mes. 

Creé el blog días antes de lo que se supone iba a ser mi perfecto match con la familia de Washington DC que comenté en anteriores entradas, pero me precipité. Lo que iba a ser perfecto se quedó en el peor momento del proceso de elección.

A principios de este mes, me quedé sin familias en mi perfil y sin ganas de nada… Y por supuesto, sin nada de que hablar. Me había llevado muchos “chafones”, y lo peor, entraban pocas familias en mi perfil y con sólo su perfil sabía que no iba a ser la mía.


Así pasaban las semanas y no tenía nada que contar, dos familias que nada tenían que ver conmigo, ni seguramente yo con ellos... hasta que….

miércoles, 8 de mayo de 2013

¡La mala suerte!

Pues si pensaba que no podía tener más mala suerte, me equivoqué.

He de confesar, que no quería escribir ninguna entrada más hasta que tuviera segura una familia, que en principio sería hoy. Estaba convencida de que hoy podría escribir mi mejor entrada, titulada: ya tengo family. Pero no. Todos los astros, duendes, y todo lo que atrae la mala suerte se han tenido que alinear y confabular para que me pase lo que a nadie más le puede pasar.

Os cuento desde el principio:

El domingo de hace tres semana me contacto una familia de Wasinghton. Una pareja joven que iba a tener su primer bebe en julio. Desde el principio tuvimos muy buen rollo. El día que contactaron conmigo estuvimos casi tres horas hablando por correo (no podíamos hablar por skype porque todavía no se habían creado una cuenta). Me tiré hasta la 1.30 mandándome correos con la mujer. Esta oportunidad no podía dejarla pasar.

Quedamos en hacer skype el viernes. Y durante toda la semana por las noches nos mandábamos correos, contándonos el día, hablando sobre cosas importantes, normas de la casa, que les gustaba hacer, que me gustaba hacer a mí…

Llegó el viernes, y la cosa no podía ir mal, excepto porque no había escuchado su voz, diría que ya la conocía. La entrevista fue muy bien, nos hicimos bromas, nos reímos, y todo estupendo. Terminamos de hacer la entrevista, les mando el correo de rigor donde les digo que me han encantado que me encantaría conocerlos más. Y en 5 minutos recibo su respuesta. A nosotros también nos has gustado mucho. Creemos que vamos a pasarlo muy bien contigo. Vamos a concertar otra cita para skype!

Perfecto!!!!! La cosa iba bien. Durante la semana siguiente continuaron los correos por la noche. Nos contábamos el día a día y demás cosas. Hasta que recibí el correo serio. También os digo que me lo esperaba, tendrían en algún momento que ponerse serios. En él me hacían 10 o 12 preguntas: sobre religión, sobre la familia, sobre los niños, etc. Les conteste al día siguiente y me concentré en escribir el mejor correo de mi vida.

Lo tuvieron que percibir, porque ese mismo día me contestaron que les encantaba y que quería volver a hacer el skype lo antes posible.

Quedamos para el viernes, pero a última hora me dijeron que se iban de viaje que por favor lo dejábamos para el domingo. El domingo, me llegó un mensaje que llegaba tarde del viaje que por favor, dejábamos la entrevista para entre semana. Y ahí empezaron mis dudas…

El lunes por la noche no recibí correo, cosa extraña, por lo que me aventuré. Les pregunté por su viaje, les conté que había estado mala, y ya “de paso” pregunté cuando hacíamos el skype. Me dijeron que miércoles, sin darme mucha más bola…

¡ALGO IBA MAL!

Llega miércoles, es decir, hoy. Y una hora antes de la entrevista un correo: “lo sentimos mucho María. Eras nuestra candidata número uno, de haber elegido hubieras sido tu. Pero hemos hecho cuentas y el proceso de Au pair es muy caro, y no nos lo podemos permitir, por lo que no vamos a seguir en el programa. Lo sentimos!

=O

Ahora mismo, sólo tengo mucha pena. Me encantaban. No puedo explicar, lo que he sentido, no había rabia, no había impotencia, sólo pena mucha pena. Y ese sentimiento de derrota de pensar que igual nunca van a llegar.

Y tengo que reconocer que no he sido exigente. He hablado con familias, de 1, 2, 3 y 4 niños, de California, Boston, Wasinghton, New Orleans… Y no he sido tiquismiquis, cosa rara. He intentado mantener mi mente abierta pero no ha servido de nada.


Llevo tres meses con el proceso de elección. Y ya no entran casi familias a mi perfil. Y lo que tengo claro es que sino me gustan o veo que no hay rollo no me voy.


“Familias de USA, (si puede ser más concretamente de Nueva York) aquí estoyyyy….”

***Esta noche reflexionaré con la almohada que voy a hacer***

lunes, 6 de mayo de 2013

Seguimos hablando de familias

La semana que esperé hasta que hice mi segunda entrevista con la familia de Boston, fue un amasijo de nervios.  La primera vez que hablamos fue lunes, pues la segunda entrevista la concretamos para el lunes siguiente.

Durante esa semana entró en mi perfil otra familia de Washington, una niña de 8 años, y un bebe en camino. Me parecieron agradables, así que precavida o miedosa decidí jugármelo todo a una carta e hice una entrevista con ellos. Fue la primera entrevista en la que me vi más que limitada, porque no vocalizaban, hablaron tremendamente rápido, y por supuesto no entendía nada. Pero me defendí como pude y salí hacia delante. Aun así, me parecieron una familia muy agradable, no sé, tenían esa aura de buenas personas. Y a la hora de terminar la entrevista recibí un correo de ellos: “Que les había gustado mucho, que les parecía una buena candidata, y que querían seguir hablando conmigo”. Imaginar mi cara de asombro. Pero yo contesté rápidamente. Y les dije que a mi también me habían gustado y que cuando quisieran hacíamos una nueva entrevista.

Pero llegó el lunes, segunda entrevista con la familia de Boston. Los nervios me comían. Para evitar que la conexión fuera horrible como la otra vez, fui a casa de mi hermano y usé su ordenador. En tres, dos, uno….

Ahí los volvía a tener, la fabulosa estampa, esta vez sin mala conexión, oyéndoles perfectamente y viéndoles en alta calidad! Creerme estaba más que encantada con ellos. Me saludaron, les explique que estaba en casa de mi hermano por la conexión y empezaron las preguntas. La primera entrevista fue más de conocernos, que me gustaba hacer en el tiempo libre, si conducía… no sé cosas más superfluas, pero en esta la cosa cambió.

Me preguntaron sobre religión, sobre conducir (cosa más que importante para ellos), sobre mi disponibilidad de trabajar horas extras, sobre que haría en ciertas situación…. Yo respondí a todo. Aun que he de confesar que mi inglés es limitado, me defiendo pero me falta mucho para explicarme como querría. Acabamos la entrevista, me dieron las gracias, y me dijeron que durante la semana me mandarían un mail y me dirían si o no.

Yo terminé más que contenta la entrevista, pero pasaron los días y no llegaba ese correo. Me empecé a preocupar, me venía oliendo que el resultado no iba a ser bueno.

Pero tenía otra familia muy interesada en mí, habíamos quedado para hacer entrevista el miércoles. Pero el martes me mandaron un mail: la madre había dado a luz a una niña, retrasaban la entrevista, ya me dirían que día hablábamos. Les comprendí perfectamente, se tenían que adaptar al nuevo bebe y demás. Les mandé un correo dando la enhorabuena. Y sólo podía esperar… Esperar a las dos familias.

Las dos se retrasaron en sus respuestas más de lo que me hubiera gustado.

Como me temía los de Boston me mandaron un correo en el que decían: “María, nos has gustado mucho, por eso, tardamos tanto en darte una respuesta. Nos lo hemos pensado mucho, porque eres la que más nos gustaba, pero nos preocupaba tu nivel de inglés. Nuestro hijo empieza a hablar ahora y preferimos a alguien que le hable mejor. Lo sentimos, blablablabla…”. Les contesté. Que gracias por todo, que estaba triste pero les entendía.

¿Qué iba a decir? Es verdad. Mi inglés es limitado. Pero eso no quita que por unos días me planteara si querer seguir en el programa. Las familias que entraban cada vez eran menos, y menos afines a mí. Y las que me gustaban se me escapaban.

Pero hice un esfuerzo, e intenté no pensar mucho más en ellos, ya sabía la respuesta. Aunque ahora mi miedo al fracaso era aun peor. Te asaltan todas las dudas del mundo. ¿Y si no entran más familias?, ¿y si no encuentro la que quiero?....

Levanté el ánimo y después de esperar dos semanas me lancé a mandarles un correo a los de Washington para que me dijeran cuando querían hacer otra entrevista. Su respuesta. “Lo siento María hemos elegido a otra”.

Perdón???? Y ¿cuándo me lo ibais a decir? Me dijeron que tuviera paciencia que ahora estaban con el bebe nuevo que ya me hablarían ellos. Yo precavida por no agobiar y resulta que se habían buscado a una nueva.

Ahora sí, el acabose de los acaboses…. Estaba sin familias y con más inseguridades que antes. Pero este no fue mi último NO, todavía quedaba uno más. Una familia de California con la que hice entrevista a los pocos días de saber que ninguna de las dos familias anteriores me querían. Y esta también dijo que no al final, no me extiendo mucho con ellos, aunque su historia diría que también es particular, pero no quiero recordar tanta derrota… jajaj. El final fue que les mandé un correo para saber si hacíamos nueva entrevista y la respuesta fue que ya tenían au pair. Y mi palabra favorita GRACIAS POR SU TIEMPO, y mi pensamiento: “¿pero qué les costará avisar y no tener a la gente esperando?”.

Este fue uno de mis peores momentos en este proceso. Me vi con pocas familias por no decir ninguna. Con todas las inseguridades que conlleva que te digan 4 veces que no. Y con todos los miedos, y limitaciones que traes de casa.

Estaba más que hundida, aunque me gustaría darle las gracias a Nayla y Elisa, dos au pairs con las que Pilar me puso en contacto y que están en el mismo punto que yo en el proceso (Elisa ya no que ha encontrado family) y que siempre han estado escuchándome y apoyándome.

Las cosas no podían ir peor… o ¿sí?



Hablemos de familias

Pegué botes de alegría cuando recibí un correo en el que decía que una familia estaba interesada en mí (justo una hora después de recibir el correo como que mi perfil de au pair estaba activo en la web).

¡Mi primera familia!, ¡Estupendo! Corrí al ordenador, ya que los correos los recibo en el móvil (cosa que recomiendo para no tener que estar pendiente del ordenador a cada rato) y vi el perfil de la familia. Chicago, dos gemelas de 2 años y un bebe en camino. Recuerdo super bien esta familia porque fue mi primera familia, pero eso mismo, era la primera, 3 niños pequeños que tenía que cuidar sola a tiempo completo puesto que ellos trabajaban fuera de casa, y las nenas no iban a la escuela. Redacté una carta donde les decía lo maravillosa que era su familia, lo simpáticas que parecían sus hijas, y lo triste que estaba por tener que decirles que no, primero porque por fechas no podía viajar con ellos, y luego porque era la primera familia. Aún que esto último lo omití, claro!

Además, he de decir que cuando empiezas este proceso de elegir familias tienes expectativas muy altas, o por lo menos yo las tenía. Quería una familia de la zona de Nueva York, dos hijos como máximo, y a poder ser de a partir de un año. Sé que mucha gente sueña con la zona de California, para mí no es ningún sueño, reconozco que iría de vacaciones sin dudar, pero siempre preferí el otro extremo, el por qué, no lo sé. Pero, bueno, con el tiempo  te das cuenta de que te tienes que adaptar. No hablo de elegir una familia que no te guste, pero si modificas tus expectativas. Y ya veréis porque digo esto, más adelante.

En fin mando el mail a la primera familia, y antes de que les llegara a la carpeta de mensajes recibidos en Chicago, me llega a mí otro correo. Una nueva familia está interesada en mí!!!!! Uoooouuuuuu! Hoy estoy de suerte. Entro al perfil, reviso… Son estupendos, de New Jersey, un niño de un año, se veía a los tres bastante agradables. El siguiente paso, leer la carta. (Siempre veo las fotos antes de leer la carta, manías). Si, seguían pareciéndome agradables, pero… porque había un pero, por el apellido imaginé que tenían raíces españolas o sud-americanas, además en la carta decía que el marido sabía hablar español. Así que les mandé una e-mail, más simpática que a los anteriores si cabe, porque estos me interesaban. Aunque intenté pasar un poco por alto que supiese español pensando que no sería su lengua habitual, en el correo les pregunté sobre el tema. Primer chasco!!! Me contestaron diciendo que sí, que en casa hablaban español para que el niño aprendiera, que el inglés ya lo aprendería en la calle y en el cole. Así que por más que me doliera, por más que la familia me encantara, tuve que decir que no. Por ahí si que no paso, no me voy al otro lado del mundo para hablar español, no olvidemos que toda esta aventura empezó porque mi meta es MEJORAR EL INGLÉS.

A raíz de estas dos familias, empezaron a entrarme muchísimas familias, sino he visto el perfil de 20 o más familias no he visto ninguno. Pero de esas 20 familias, seguramente 10 sabían español, para deciros que una familia me mandó directamente el mail en español. Así que descartadas, me quedaban la mitad. Esa otra mitad, algunos no podía por fechas, algunos, tenían 5 hijos (y no miento), otros por incompatibilidad… y vaya que los fui descartando uno a uno.

Pero bueno, seguían entrando familias a mi perfil, y un mes después de empezar el proceso de elección llegó una familia que me enamoró, dos niñas super bonitas, y ellos super agradables, así me lo mostraron en su correo. Así que llegó el momento, MI PRIMER SKYPE… Toda la semana nerviosa, preparándome preguntas… Llegó el domingo y habíamos quedado a las 16  hora española. Y a las 15.50 recibo un mail. “Le agradecemos su interés pero hemos elegido a otra au pair”.

No sabía que una persona se pudiese sentir tan mal, es como cuando tienes una subida de adrenalina y de repente puffff todo baja y te quedas chafada. Que disgusto.

A los días me entró otra familia que no me gustaba mucho, pero pensé “vamos a darle una oportunidad”, quedo para hacer skype, y ahí estoy todavía delante de la pantalla esperando a hacerlo. Desaparecieron de la nada. Les mandé correos y nada. No me dolió tanto, pero ¿qué les costaría avisarme de que no están interesados? Señores, ¿dónde queda la educación?

Sin perder comba me entraron dos familias más, una de California, la familia no me entusiasmaba como la de las dos niñas, pero bueno, seguramente no encontraría otra como aquella. Y la segunda familia de Boston.

Ohhhhhhhhhhhh la segunda familia, entro en el perfil, un nene de un año y ellos muy  majos, tanto en la carta como en las fotos. Cada vez que entraba en su perfil más me gustaban, estos siii!

Bueno quedé en día y hora para hacer skype con las dos. Los de Califonia no estuvieron a la hora y yo pensé “¿qué le pasa a esta gente???”. Me mandaron un correo que se les había olvidado pero que en 5 min. empezábamos la entrevista. Y yo “¿qué qué? Para que veáis mi predisposición, les dije que sí, pero que sólo tenía una hora  porque después había quedado con otra familia. Con los de Boston!

En fin, empiezo la entrevista con los californianos, mi primer skype, pero que horror. Mala conexión, se colgaba la señal, les oía a trompicones, medio nos defendimos como pudimos, pero no hubo feeling ninguno. La mujer me llevaba a matraca, mil de preguntas super complicadas, no sé, no me gustaron. Se hizo la hora y les tuve que dejar. Nunca más volví a saber de ellos, y eso que les mandé un correo pidiendo perdón por la conexión, pidiendo perdón por no poder seguir con la entrevista… pero estos la educación también se la dejaron guardada en el cajón.

Y llegó la hora… Entrevista con la familia de Boston. La conexión fue mala igual, pero la cosa cambió de la noche al día. Recibo la llamada y me veo: al marido sentado en el ordenador, a la derecha la mujer con el nene (una maravilla por cierto), y a la izquierda la actual au pair con el perro, una estampa de lo más bonita, y escucho ¡HOLAAAA!. La conexión fue mala, pero las risas y la entrevista fueron geniales. Yo les oía mal, por lo que ellos escribían y yo hablaba. Si que oía pero entre cortado, entonces cuando entendía algo de lo que decían les contestaba sin que me escribieran. Fue raro, pero de verdad que me encantaron.

Terminamos la entrevista y les mando un correo pidiendo perdón por la conexión y pidiendo que me dieran la oportunidad de hablar con ellos otro día. Que arreglaría lo de la conexión, que me habían gustado mucho.

Su respuesta fue que sí. Que yo también les había gustado. Así que una semanas después y varios correos por medio, quedamos para la segunda entrevista…

domingo, 5 de mayo de 2013

Formularios, papeles, fotos, videos, médicos y la BUROCRACIA

Una vez tomada la decisión de ser Au pair in América, empecé a rellenar todos los papeles necesarios. Y por supuesto empecé a investigar más sobre lo que es ser Au pair. Esta figura no es tan conocida en España pero por lo visto en toda América bien sea del norte o del sur, están más que habituados a ella.

Una Au pair, es la persona que trabaja en el cuidado de los niños de una familia. La Au pair, en este caso, vive durante un año en la casa familia. Muy bonita definición pero un poco superficial. Conforme avanza el proceso de rellenar papeles te das cuentas, de que la Au pair es algo más. Pero ya lo iremos viendo…

En cuanto a los papeleSSS (y pongo muchas “s” mayúsculas porque son muchos papeles) que tenemos que cumplimentar…

Cuando has  hablado con la agencia, te han hecho las preguntas necesarias, y ven que cumples los requisitos y tienes el perfil necesario te llega la montaña de información. Yo la recibí a través de un correo. Hablé con Pilar (mi orientadora-tutora en el proceso de ser au pair) un viernes a las 19 y a las 20 tenía un correo que mejor hubiera sido no abrirlo tan a la ligera. ¿¿¿Por qué????

-         3 referencias recientes en las que hayas trabajado con niños (no valen familiares)
-         1 referencia de amigo, compañero de clase o profesor que pueda conocerte y asegurar que no estás loca, y que no vas a matar a nadie.
-         Fotos que demuestren que has trabajado con niños
-         Fotos que demuestren que tienes amigos y familia
-         Tus antecedentes penales
-         Títulos que acrediten tus estudios
-         Fotocopia del Carne de conducir
-         Rellenar formulario médico en el que demuestres que no estás leprosa perdida (y perdón por la expresión)
-         Rellenar un formulario de 5 o 6 páginas en Internet
-         Hacer una carta para tu futura host-family
-         Hacer un video de 3min. Como máximo donde expliques tus aficiones, tus experiencias con niños, quien es tu familia y como es tu entorno social…
-         Pasar entrevista con la orientadora – tutora
-         Pasar un psicotécnico

Mi cara cuando leí esto fue de =O ¿qué me estás contando? Pero bueno, paciencia y una caña. Lo primero que hice fue hacerme una lista con todos los pasos que tenía que hacer. Esto sólo por gusto propio y personal, no sabes el alivio que sientes cada vez que tachas una tarea porque la has terminado.

Empecé rellenando el formulario. Es los más fácil de todo, hay una aplicación en Internet que la agencia te pasa cuando empiezas a rellenar papeles, te creas una cuenta y abres tu perfil. Este perfil no se dará de alta hasta mucho después, pero la aplicación ya la tienes abierta. En fin, rellené todo lo que me pedía, lo típico, nombre, donde vives, tus experiencias con niños, tus estudios, etc… Más sobre niños, si los has cuidado cuando han estado malos, si alguna vez has enseñado a algún niño a que aprenda a hacer pipi en orinal, si los has duchado... y este es una de las veces en las que piensas que la au pair no sólo les entretiene, sino que pasa a ser parte de sus vidas, pasa a estar en todos los momentos importantes, desde que tiene fiebre, pasando por los primeros pasos, hasta ser la primera que sabe que ha aprobado un examen.... Para los niños pasas a ser su familia, o esa es mi idea de una buena Au apair. 

Lo segundo pedir a las madres de los niños que había cuidado que me rellenaran el formulario. Y a una de mis mejores amigas que por favor rellenara el formulario que pregunta sobre mi carácter. Aquí empieza la gracia. Los formularios son en inglés así que les daba dos copias: la original y otra con las preguntas traducidas. La gracia, es que la agencia quiere que los rellenen en español si no saben inglés, pero luego tú lo tienes que traducir todo al inglés. Así que doble faena. Te me ves a mí diccionario en mano, traduciendo todos los elogios que las madres decían de mí, y por supuesto que mi amiga hablaba sobre mí.


El siguiente paso, pedir mis antecedentes penales y aquí entra en juego la burocracia. Las cosas de palacio van despacio. Me informo de que debía de hacer. Y allá que fui, he de decir que esperaba que fuese más lento, ya que todo lo que haya que hacer con instituciones españolas va lento ¡pero no!, fue bastante rápido, en una mañana lo tenía hecho. Eso sí, sacar el monedero que aquí una fotocopia en la que digan que no has hecho nada penado por ley te cuesta dinero. No me acuerdo lo que fue, sé que no mucho. Pero, vas al banco de turno pagas el papelito, vuelves con el recibo de que lo has pagado, haces cola y tachannnnn el papel!

Otro paso importante es el médico, (más burocracia  pide hora al médico de cabecera y tres semanas después ve y pídele lo que quieras en 10 segundo).Del médico no voy a hablar mucho, porque he de decir que mi médica sabía inglés y me rellenó el formulario bastante rápido, eso sí. Durante lo que tardo en rellenarlo, se quejó 25 veces, y me contó la mala alimentación de los americanos, lo que son y no son… oggg menudo rato me dio. Qué porque no iba a irlanda???, que porque no Europa…???? Señoraaaa porque no!!!! Jajaaj. Cómo vio que no le di mucha bola, empezó con los recortes sanitarios, porque madre mía no es quejáis de nada, aceptáis todo, los médicos estamos cansados... Y pensé: me has visto cara de psicólogo ?? Soy de las típicas personas que no va al médico a no ser que de verdad lo necesite. Ella lo sabía, así que porqué me cuentas a mi todo esto, para nada que te pido, cuéntaselo a  esas personas que da igual el día que vayas siempre están allí... Entiendo que la situación en España no es buena, ni en sanidad ni en nada... pero vaya ponencia me dio en la consulta del médico. En fin, no me debería quejar porque sé que hay gente a la que le ha costado mucho más que a mí que el médico te quiera rellenar los papeles.

Así paso a paso con todas las tareas. Tardé un mes en realizar toda mi lista. Y nos plantamos en navidades. Durante las navidades me curré bastante mi vídeo  He de decir, que he estudiado para esto, así que como tenía tiempo libre grabé el vídeo, lo edité con su música y todo, y lo subí al perfil de Internet. Todos los papeles que rellenes y todo lo que hagas tienes que subirlo a tu perfil de Internet. Porque una vez te acepten en el programa, ese perfil será el que verán las familias que tenga que elegirte. Es nuestra carta de presentación así que aconsejo currársela.

Durante este mes, Pilar de la que ya he hablado, me ayudó mucho. Cada duda y cada paso que daba Pilar me corregía y me animaba. Es su trabajo, lo sé, pero siempre lo hacía con una sonrisa y muy amablemente, y os digo que aguantar todas mis preguntas, todos mis mail y mis whatsapp no es moco de pavo. =)

Así que llego finales de Enero y mi perfil estaba listo. Sólo me quedaba pasar una entrevista con Pilar, hacer un psicotécnico y esperar a que la agencia en Londres me aceptara en el programa. Os explico: en España hay agencias locales. Que te ayudan en todo el proceso del perfil y de papeles, pero luego los que deciden si puedes ser au pair o no, son la agencia central que está en Londres (creo).

Bueno quedé con Pilar para hacer mi entrevista. Y estuvimos como tres horas. Pero fueron muy amenas. Eso sí no te olvides que vas a una entrevista. En el formulario que ella rellena, puso como iba vestida, si llevaba maquillaje o no, si llevaba colonia, si me mordía las uñas, etc… una pasada. Luego la charla en inglés para verificar que tienes por lo menos una ligera destreza en el idioma, y el psicotécnico. Terminé la entrevista y me fui a casa contenta, creo que fue un gran rato. Pilar me contó muchas anecdotas con otras au pairs, como suele ser la vida en américa, los pasos que debía de seguir a partir de aquí, etc.

A los días Pilar me informó que había mandado mi informe a la central y sólo me quedaba esperar a que lo aceptaran. Durante dos semanas entraba y salía 50 veces al día, del perfil a ver si me lo aprobaban y por fin a finales de febrero tenía activo mi perfil. Daba botes de alegría. Estaba dentro sólo tenía que esperar a que las familias se pusieran en contacto conmigo… llevarme bien con alguna y hacer match… pero no, las cosas nunca son tan fáciles

Y aquí empieza la segunda odisea….

Esta entrada está dedicada a mi madre. Hoy es el día de la madre aquí en España, y seguramente no hubiese llegado hasta aquí sino es por mi madre. En todo este proceso, haceros cuenta que ella a estado a mi lado, en el médico, en los papeles, en todo... ha aguantado mis subidas y mis bajadas. Es la mejor!!! Así que gracias mama! Sin ti, seguramente nada de esto hubiera sido posible, y yo no sería quien soy! TENGO LA MEJOR MADRE DEL MUNDO

De como llegué a ser Au pair!

Lo primero presentarme: Mi nombre es María y este año empieza mi andadura de Au pair. ¿Cómo he llegado hasta aquí? A veces yo también me lo pregunto… Porque siempre he sido de esas personas que decía que de España no me meneaba, pero a día de hoy no me arrepiento de dar este paso.

Terminé la carrera de Comunicación Audiovisual en junio de 2012, es decir, en pleno apogeo de una crisis más que notable en el mundo laboral, y más que asfixiante para una recién licenciada, sin experiencia, en un mundo que ya de por sí es difícil, LA COMUNICACIÓN. Me pasé los tres meses siguientes al terminar la carrera buscando trabajo, de lo que fuera… ¿el resultado? Tres llamadas de empresas para ser "comercial" que en cuanto te metías en Google y ponías el nombre de dichas empresas la palabra más repetida era TIMO. Podéis imaginar mi desespero, así que para estar en mi casa tocándome la nariz, me puse a estudiar otro año más un máster en Comunicación y Medios Digitales.

Pero desde que empecé este máster sabía que tenía fecha de caducidad, que en junio del año siguiente volvía a estar en el mismo sitio: “Un callejón sin salida, donde al final de éste se podía ver el sofá de mi casa”. Me desesperaba pensar que volvería a pasar el calvario de aquellos meses de verano dónde lo único que se me pasaba por la cabeza era ¿qué va a ser de mi vida?

Así que, siguiendo los consejos de mi padre, hombre sabio donde los haya, que siempre decía que había que estudiar inglés, me puse por meta APRENDER inglés. Nada de academias a las que he ido toda la vida, no, yo siempre he pensado que para aprender un idioma debes irte al país donde lo hablan y vivir una temporadita allí. Por lo que empecé a mirar opciones, y estuve varios meses leyendo, buscando… Hasta que en noviembre de 2012, me topé con un blog maravilloso:     
http://aupairsilvia.blogspot.com.es/2012/03/al-fin-tengo-una-familia.html
Recomiendo este blog a todas las personas que quieran unirse a las aventuras de una Au pair, gracias a él conocí mi agencia y el programa Au pair in América.

Las primeras entradas de este blog son muy buenas porque te cuenta paso a paso que hay que hacer: papeles, formularios, fotos, vídeos  médicos… que procesos hay que pasar hasta que estás en el programa. Lo bueno, es que cuenta todo el papeleo de una manera muy divertida y entretenida. Leyendo este blog he llorado y reído, y he de decir que empatía no es mi cualidad más destacada.

En fin, tomé nota del nombre de la agencia me metí en la página web y leí las condiciones necesarias para entrar en el programa. Más o menos cumplía todos los requisitos, así que en el mes de diciembre les mandé un correo y en pocos días se pusieron en contacto conmigo. Pilar, otra gran persona. Pilar, es la que me explicó todo sobre el programa y la que más adelante me guiaría paso a paso en todo el proceso hasta que te aceptan como Au pair (os hablaré más de ella en otras entradas). En esta primera charla con la agencia me presenté, conté mis expectativas, la agencia me contó como era el programa y los requisitos que necesitaban,me hizo varias preguntas y nos pusimos de acuerdo para iniciar los trámites. Y es aquí empezó mi hazaña:

Primer paso, contarle a mi padre todo (mi madre ya lo sabía. A ella se lo cuento todo al momento aunque sea la mayor locura del mundo. Si a mi padre le digo: ieeee que me voy a EE.UU. porque he leído un blog y prou, me mira con cara de ¿qué he hecho mal con esta niña?) Así que con toda la información en la mano, se lo cuento a mi padre: “ es un programa de un año, vives con una familia americana, cuidas a los niños de la familia, yo pago esto, ellos pagan esto otro, vuelos, estancia, estudios…". Termino mi explicación, disertación en la que no había casi ni respirado para que no dijera que no antes de que yo acabara y levanto la mirada para ver su cara y???? siiiiii! Le parece buena opción. “Si es lo que quieres, adelanteeee!” Aunque en el fondo sé que pensó, “¿porqué no especificaría que estudiase el inglés británico?” =)

Una vez conseguido el apoyo de mis padres, pilar fundamental en mi vida, sin el consentimiento y apoyo de los cuales yo no estaría aquí comenzó el papeleo que me llevó a esta situación, a ser AU PAIR.